REPERCUSIONES SOBRE CONDICIÓN FÍSICA EN PACIENTES

En los pacientes de COVID-19 que han sido hospitalizados se produce un importante  deterioro de la capacidad física, ligado a la pérdida de masa muscularaumento de la tasa metabólica, hiperreactividad neurológica e inmunológica, estado de alerta elevado, disminución del descanso y alimentación insuficiente.  

Todas estas circunstancias conducen a una condición física muy deteriorada y frágil,  concretadas sintomáticamente en cansancio y fatiga intensos, disminución de la fuerza muscular, disminución de la coordinación, patrones de activación muscular disquinéticos y aumento del tiempo de recuperación tras el ejercicio.

REPERCUSIONES SOBRE LA CONDICION FÍSICA EN POBLACIÓN DIANA

Dentro de la población en confinamiento hay un alto porcentaje de personas sanas y sin factores de riesgo coexistiendo con grupos que sufren patologías crónicas, personas de edad avanzada y personas con factores de riesgo cardiovasculares, metabólicos o neurológicos. 

Pero además, dentro de la población confinada habrá un importante porcentaje de personas que hayan pasado la infección del COVID-19 de forma asintomática o con mínimos síntomas. Aunque se prevé que estos pacientes puedan practicar ejercicio y deporte con normalidad, aún no disponemos de datos sobre su capacidad real para asimilar el  entrenamiento físico debido a la ausencia de bibliografía publicadad acerca de las secuelas del virus.